martes, 3 de marzo de 2009

Lo inútil y lo bello

Después de nuestra reunión cogí el metro. Un señor delante de mí saco su T10, gastó un viaje y en lugar de avanzar hacia delante (haciendo girar los palitos odiosos de la valla del metro), saltó. Yo me sentí muy afortunada por haber sido testigo de tan bella idiotez y decidí utilizar su viaje, no por ahorrarme yo uno, sino para restablecer el equilibrio del mundo.

6 comentarios:

ALOS&PITTARI dijo...

Ostia! no sabia que el món es podia desequilibrar tambè amb una T10 (a part de portant mitjons desaparellats). Els pròxims cops que vagi en metro pagaré i saltaré, aviam què passa..!

Ala, Fes els deures per dilluns!

Adrià

anana dijo...

Te imaginas que unos señores controlaran las idioteces? Te cogerían de la mano y te llevarían hacia atrás (todo muy amablemente porque lo harían por amor) para que deshicieras el salto. Estaría prohibido hacer cosas improductivas y absurdas

ALOS&PITTARI dijo...

Que va! Entonces estaríamos todo el día yendo hacia atrás y deshaciendo.... y entonces aún seria todo más improductivo y absurdo!

anana dijo...

jajaja sería genial!!! viva la hipérbole!!!!! viva esforzarse un montón por hacer una cosa y acabar haciendo la contraria!!!!

ALOS&PITTARI dijo...

aaaah!! yo ya me estoy perdiendo...qué es lo contrario de lo contrario?

eSti dijo...

lo correcto.