miércoles, 4 de noviembre de 2009

sol de otoño y almendras

He dejado pasar el semáforo. me ha dado igual. muy igual. rojo. como una tonta de ojos cerrados (muy cerrados) con la nuca en la espalda y sol en la cara (flojito). creo que hasta me he quedado dormida. un segundo. y he pensado que me gustaría poder hacer solo eso. seguir el recorrido del sol. por un día. y me he acordado de una peli muy bonita donde unos señores hacían de sistema solar. cada uno era un planeta y se ponían a orbitar. girando, girando, girando hasta que acababan bailando el vals.

1 comentario:

Conrad Roset dijo...

que buen blog, e estadoun rato leiendote!
felicidades