martes, 29 de septiembre de 2009

Abrazar a un tocho Y/O meterse barro en los bolsillos y esperar a que se convierta en tocho.

Si supiera dónde vives me mudaría al edificio de al lado. Al edificio a tu derecha que es mi lado de la cama. Mi vida casera giraría alrededor de esa pared, la nuestra. que trataría como si fuera el puto aire que está entre medio...
Estaría siempre muy atenta y cocinaría y comería y haría todo a la vez y contigo. Te esperaría siempre. Echándote de menos incluso cuando estás.

2 comentarios:

Fran Loud dijo...

No tengo palabras... si pudiera me obligaría a enamorarme de ti sólo para ser el destinatario de cosas así.

γγo=oγγo dijo...

el sentido de la arquitectura hasta hoy, para mi era el espacio y entorno donde se desarrolla y comenta el ritual humano de existir... pero esto va mas allá de toda expectativa, (a la que puede aspirar algo construido)... gracias, ¿creo que la referencia al soneto XXVIII tambien complemeta?