lunes, 7 de julio de 2008

mentira núm. 1

Hoy he soñado que todos nuestros sonidos se grababan y se utilizaban para doblar películas. No se grababan conversaciones ni palabras, solamente sonidos. De manera que ya no existían los sonidos íntimos y la privacidad se limitaba al gusto, al olfato, a la vista y al tacto. Un día podrías oir tu propia risa doblando a una actriz.

Las películas parecían así más reales, los efectos especiales no eran efectos, eran de verdad porque ya nadie actuaba forzando la risa, simulando una caida o imitando un pedo. Cabía también la posibilidad de que los llantos llegaran a su destinatario.

Soñaba que veía una peli, que sin saberlo oía llorar a alguien que conocía y que esa tragedia ajena de detrás de la pantalla me impactaba doblemente. Y así, inconscientemente, llegaba a mí algo que en cierta manera me pertenecía pero que se me había escondido.

Bueno no era un sueño, pero hubiera estado bien soñarlo en vez de pensarlo.

2 comentarios:

oiloncanvas dijo...

(Ser o no estar).

luzia dijo...

me encantó...!!! oyer me parreció ir tu voz, pero también era mentira... ñif! :)